icono esquina

Rehabilitación de la muralla de Alepo, Siria

FacebookTwitter

Actividades, TODO

Los pasados 16 y 18 de marzo de 2009, en el marco de un Workshop internacional para establecer las directrices a seguir en la restauración de la muralla próxima a Bab Antakia, se presentó el trabajo realizado por el equipo de RehabiMed a Bab Antakia de Alepo. Los resultados del estudio histórico realizado por RehabiMed aportaron los elementos clave para la redacción de las recomendaciones y en la posterior decisión tomada por el gobernador y alcalde de Alepo de derribar el muro construido por los franceses durante el periodo del Mandato y de recuperar la parte histórica de la muralla que quedó escondida detrás del nuevo muro.

El Workshop fué organizado por la GTZ (agencia de cooperación alemana) y presidido por el Director de la Ciudad Antigua de Alepo y por el Director General de Patrimonio de Alepo. Contó con la asistencia de más de 20 expertos locales. Anette Gangler presentó el proyecto de reforma urbana previsto en el área de estudio; Xavier Casanovas presentó la evolución histórica de la muralla y los ingenieros Mazen Zada y Switbert Greiner mostraron los resultados de su análisis de los asentamientos del muro francés y de la estabilidad del suelo detrás de el muro. Después de enriquecedores debates y de una detallada visita in situ, el comité científico formado por los expertos presentes y presidido por el Dr. Mounir Bouchenaki, actual director del ICCROM y antes Subdirector General de Cultura de UNESCO, emitió sus recomendaciones; en la que incluyó la necesidad de eliminar el muro francés y recuperar la muralla histórica siguiendo los procedimientos adecuados para la preservación de los valores patrimoniales del conjunto.

Bab Antakia

Bab Antakia es una de las puertas fortificadas más monumentales de la ciudad de Alepo y la que presenta mejor estado de conservación. Se trata de dos grandes baluartes hexagonales de unos 15 x 25 m i unos 20 de alto. El bastión norte tenia exclusivamente funciones defensivas y es el mejor conservado; el bastión sur contiene la puerta de acceso a la ciudad en forma de chicane y con grandes elementos de protección. Del camino de ronda tan solo queda una parte y algunas barbacanas también desaparecieron a finales del siglo XIX o inicios del XX. Las paredes, de un grueso de 3m. Son de doble hoja con sillares de buena calidad tanto en el interior como en el exterior y un relleno de sillares y mortero de cal. La estructura está formada por una compleja red de bóvedas de diferentes tipologías que cubren las distintas zonas de defensa y los espacios que se generan en la formación de las aspilleras.

Situada en este lugar des de hace unos 4000 años. La planta baja de la construcción que hoy podemos ver corresponde a mediados del siglo XIII, al periodo Ayúbida, y la planta superior a finales del siglo XIV, AL PERIODO Mameluco. A partir del siglo XVI, con la estabilidad y progreso económico aportados por el imperio otomano, dejó de tener una función defensiva, se adosaron diversos edificios comerciales en todo su perímetro exterior. Uno de los bastiones fue transformado en Khan y las partes superiores en viviendas.

Los trabajos llevados a cabo por RehabiMed

A inicios de 2008, la GTZ pidió a RehabiMed la colaboración en los trabajos de rehabilitación de Alepo que están promoviendo y específicamente en el levantamiento fotogramétrico y con scan-láser del monumento Bab Antakia, en la realización del estudio histórico, constructivo y arquitectónico y en formar a expertos locales en las técnicas utilizadas. Para la realización de estos trabajos se contó con el equipo de trabajo formado por: Xavier Casanovas, de la Unidad de Rehabilitació i Medi Ambient del CAATEEB como a director del equipo; los profesores de la UPC Felipe Buil, Andres De Mesa, Amparo Nuñez y Joaquim Regot; y el arquitecto Pablo Tena.

El quipo de la UPC se desplazó durante unos diez días a Alepo para realizar la toma de datos fotogramétricoss y de scan-làser y trabajó con un equipo local, para introducirlos en este tipo de técnicas de levantamiento de edificios. Paralelamente se trabajó en los archivos de la Dirección General de Antigüedades (DGA) de Alepo y Damasco en la investigación de documentos que facilitasen la comprensión histórica y las restauraciones llevadas a cabo hasta este momento; en el Institut Français du Proche Orient de Damasco (IFPO) y en diferentes archivos franceses en la investigación de documentos de la época del Mandato. En conjunto podemos decir que el estas tareas previas han permitido unos levantamientos de gran calidad y precisión y un estudio histórico muy detallado que servirán de base para los trabajos de diagnosis y toma de decisiones del proyecto de rehabilitación de este conjunto. Ahora, el siguiente paso será la diagnosis completa y el posterior proyecto de restauración; así como las obras que deban realizarse.

Imágenes